Uno de los objetivos declarados de #TuCambioEsAhora
ha sido abrir nuevas temáticas con cierta regularidad. Uno de los temas más apasionantes para mí son las entrevistas laborales, puesto que en ellas se ponen en juego diversas habilidades de los aspirantes o candidatos en una limitada cantidad de tiempo. Por este motivo, dedicaré algunos artículos a este tema con el fin de ofrecerte herramientas que te aseguren un gran porcentaje de éxito de conseguir un trabajo.

En esta primera publicación de la serie, voy a abordar los 5 errores más comunes y más perjudiciales que se cometen en las entrevistas laborales con relación únicamente al lenguaje no verbal, al lenguaje de tu cuerpo. Como bien sabes, comunicamos muchísimo más con nuestro cuerpo que con nuestras palabras. El 55% del lo que comunicamos está basado en nuestro lenguaje no verbal, el 38% en nuestra voz y tan sólo el 7% en nuestras palabras. Por eso, aunque nuestro discurso esté muy bien estructurado, si no soportamos este discurso con un buen lenguaje corporal, comunicaremos inseguridad y nuestra presentación será incoherente.

Cómo presentarse a una entrevista



Los 5 errores principales que debes evitar en una entrevista laboral


En un mercado laboral tan competitivo, como candidato debes hacer todo lo posible por destacarte en la entrevista en una cantidad muy limitada de tiempo. Debes destacarte incluso estando quieto, al escuchar las respuestas de otros aspirantes o las preguntas del psicólogo organizacional. La tensión característica de una entrevista de trabajo puede hacerte cometer errores de los que no eres muy consciente, puesto que usualmente tratarás de dar las mejores respuestas posibles. El lenguaje del cuerpo es inconsciente en su mayoría y por eso puedes perder fácilmente el control del mismo, proyectando una imagen de debilidad o falta de confianza.

La primera impresión es fundamental, ya que depende 4 veces más del lenguaje del cuerpo que de las palabras. Además, la primera impresión se forma en los primeros 7 segundos de una interacción. Es por eso que los siguientes errores se basan mayoritariamente en esos 7 primeros segundos.

Hagas lo que hagas con tu cuerpo, evita a toda costa los siguientes 5 errores en cualquier interacción social:

1. Errores con el contacto visual


El contacto visual es fundamental para comunicar confianza, seguridad y calidez. Si "nuestros ojos son los espejos del alma", como se suele decir, resulta fundamental dominar los aspectos básicos relacionados con el contacto visual.

En primera medida, debes mantener contacto visual siempre que saludes a una persona. En el momento en que saludas a alguien y le das un apretón de manos, el contacto visual debe acompañar el apretón de manos y las palabras que utilices para saludar. De lo contrario, tu saludo será interpretado como forzado y darás la impresión de que estás incómodo.

De la misma manera, debes mantener un contacto visual frecuente con las personas que estén realizando la entrevista, lo cual te asegurará mayores niveles de afinidad y compenetración con las demás personas. Evitar el contacto visual es el peor error que puedes cometer en una entrevista laboral o en cualquier interacción con otros. El contacto visual debe ser firme y natural, pero no puede ser permanente porque puede interpretarse como incómodo o intimidante. En general, se recomienda que se mantenga contacto visual con la persona con la que estás conversando el 65% del tiempo.

Por otro lado, tu mirada no debe parecer nerviosa. Además, nunca bloquees tus ojos con las manos o cualquier otro objeto, ya que significa que estás consternado, estás en desacuerdo y/o que no crees lo que tú estás diciendo o lo que te están diciendo.

Inicio Anuncios

Anuncios





Fin Anuncios

Cómo conseguir empleo


2. No sonreír


Pese a que podríamos hacer un recorrido por todas las expresiones incorrectas del rostro, nos enfocaremos en la más importante: La sonrisa. Resulta claro que el contexto de una entrevista laboral se caracteriza por su seriedad, por su formalidad y en muchos casos por su solemnidad. No obstante, eso no significa que debamos mantener una expresión seria todo el tiempo.

La sonrisa es esencial para comunicar buena disposición, actitud y carácter. Es el primer indicio de que una persona nos agradará o no y por lo tanto es absolutamente obligatoria en una entrevista, del tipo que sea. Es fundamental para conocer a nuevas personas y por eso es tan importante en una entrevista.



Si sonríes, disminuirás tus niveles de estrés y tu ritmo cardíaco, lo cual te permitirá sentirte más relajado y poderoso en la entrevista.

No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa.
Alejandro Casona (1903-1965) Dramaturgo español.

Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.
William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.

Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente, pero sólo quince para sonreír.
Swami Sivananda

La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible.
Orison Swett Marden (1850-1924) Escritor de libros de autoayuda.

La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.
Proverbio escocés


3. Moverse demasiado


Mover demasiado las manos o los pies fácilmente se detecta como una señal de nerviosismo y ansiedad, incluso por una persona que no sepa mucho del lenguaje corporal. Los reclutadores saben muy bien que las extremidades que se mueven demasiado son un signo infalible de que una persona no tiene confianza en sí misma. Los pies son el fundamento de la postura corporal, puesto que sostienen el cuerpo. En este sentido, si la base del cuerpo es inestable o inquieta, transmite inmediatamente un mensaje de inseguridad.

Presentación en una entrevista de trabajo


De otra manera, las manos son las extremidades que mejor apoyan lo que dice una persona. Con las manos reforzamos y damos a entender lo que decimos, así que al jugar con las manos tocándote la cara, otra parte del cuerpo o un objeto, moverlas nerviosamente o exagerar tus gestos con ellas, das lo impresión de que no eres capaz de controlarte en una situación de tensión y que manejas pobremente los escenarios donde tienes que lidiar con la presión de otras personas porque estás siendo evaluado.

4. Tener una mala postura


Agachar la cabeza, sentarse con la espalda encorvada, recostarse hacia atrás, poner las manos detrás del cuerpo, poner el peso corporal solo una pierna, tener los hombros hacia adelante, permanecer de pie con los pies demasiado juntos, asumir una postura rígida, jorobarse, mirar al piso, cruzar las piernas sobre el pecho o cruzar los brazos, tener las manos en los bolsillos y taparse la cara son los aspectos que debes eliminar de tu postura si quieres tener una entrevista laboral exitosa.

Lengua no verbal en entrevista de trabajo


En general tu postura debe ser abierta, debe ser una postura que invite a las otras personas a conocerte, debe comunicar que estás dispuesto a mostrarles quién eres. Un consejo final: muestra siempre las palmas de tus manos.

5. Un mal apretón de manos


Si analizas los errores que debes evitar hasta el momento, notarás que todos y cada uno de ellos se presentan en los 4 primeros minutos de entrevista, independientemente si es individual o grupal. El apretón de manos hace parte de tu presentación inicial y como bien sabes, casi nada puede borrar una mala primera impresión. Así que debes enfocarte bastante en todos los aspectos que suelen tenerse en cuenta para dar una buena primera impresión, porque es algo que difícilmente podrás deshacer en el transcurso de la entrevista.
Consejos para un buen apretón de manos


Si el apretón de manos es muy suave o demasiado fuerte, si tus manos están sudadas o si no das la mano completamente, si das la mano muy lejos de tu propio cuerpo, si aprietas la mano demasiado o muy poco tiempo, si tus manos están demasiado frías o demasiado calientes, si tus manos son muy ásperas o excesivamente suaves, si al dar la mano la sacudes mucho o muy poco, si das la mano con indecisión, si no sonríes auténticamente, si no mantienes el contacto visual y si no sincronizas tu saludo verbal con el agarre, tu apretón de manos va a ser un fracaso. Así que practica bastante y ve corrigiendo uno por uno los anteriores errores.

Ahora bien, teniendo en cuenta estas recomendación te dejo otros consejos que te ayudarán a sentirte preparado para tu entrevista, inténtalos en casa y cuéntame si te fueron de utilidad:




PARA HACER EN TU PRÓXIMA ENTREVISTA LABORAL

1. Reduce tu ansiedad sonriendo, especialmente cuando digas tu nombre y hagas tu presentación inicial.

2. Llega temprano a la entrevista. Te sentirás menos preocupado y con el tiempo tu ansiedad inicial irá disminuyendo.

3. Evita el exceso de cafeína y otros estimulantes. Te harán parecer nervioso.

4. Respira de manera profunda la mayor parte del tiempo. No uses ropa demasiado ceñida.

5. No respondas de manera acelerada, tómate tu tiempo. No trates de condensar todo lo que debes decir en 1 minuto. Habla con calma y no te preocupes si no puedes decir todo lo que quieres decir. Por ello, debes mencionar lo más importante primero, siempre. Recuerda que en cualquier momento te pueden interrumpir.


Fuentes

TEDx (2013). Body language, the power is in the palm of your hands. Allan Pease TEDxMacquarieUniversity.

TEDx (2016). It’s in Your Hands: The Power of Body Language. Tal Millet. TEDxBergenCommunityCollege.


Tu cambio es ahora

Publicar un comentario Blogger

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top