Este pequeño escrito pretende suscitar una reflexión, un nuevo encuentro con nuestros propósitos del año nuevo. En ocasiones la mejor forma de renovar los ciclos, de volver a re-crearnos, es emprender acciones a favor del desarrollo interior.

Morir en la vida es ley.


Cuando se cae una fruta del árbol su destino inevitable es descender, así se cumple la ley. Cuando un ser humano nace su destino inevitable será morir, así se cumple la ley. El ser humano sí puede influir sobre sus descensos y también sobre sus ascensos, todo depende de sus hábitos, su estilo de vida, su salud y su consciencia.

Así es que queda claro, por ejemplo, que podemos incidir sobre la curva de nuestro ciclo de vida físico, aunque el cuerpo cambia con los años es distinto envejecer en longevidad a abandonarse y enfermar por descuido. Todos vamos a morir, la pregunta es cómo vivimos mientras hacemos este tránsito.

Renacimiento


¿Cómo vivimos? Hemos heredado formas de vivir, patrones y rituales. Una de las mayores herencias que tenemos es la oportunidad de ser agentes de cambio y de auto-determinarnos. “Para nacer he nacido”. Con esta frase Neruda expresa muy bien la posibilidad que tenemos todos los seres humanos de nacer y renacer mientras estamos vivos o, dicho de otra manera, de morir simbólicamente y volver a nacer.

Así que es posible morir en viejos hábitos, creencias obsoletas, heridas encarnadas, tristezas paralizantes, limitaciones caducadas, vicios autoflagelantes. Siempre es hora propicia para volver a nacer en nuevas formas de hacer las cosas, que nos hagan sentir con mayor vida, bienestar, expansión, tranquilidad y comprensión de las cosas.


Tu Cambio Es Ahora - Prohibido Rendirse

Renacer con el año nuevo


¿En qué quieres morir y volver a nacer en este año nuevo? Hemos organizado la relación del tiempo de la cultura con el tiempo de la naturaleza en ciclos, calendarios y los celebramos a través de rituales. Dentro de poco se aproxima la celebración del año nuevo, el 31 de diciembre. Son días que se han venido acumulando, uno tras otro, semana tras semana, hasta cumplir con el calendario en el que la tierra le ha dado una vuelta completa al sol.

El año nuevo empieza y es común pensar en los proyectos que queremos emprender y en las cosas que hemos venido labrando durante el año que se acaba. ¿Pero esos proyectos nos harán re-nacer? Para re-crearnos es necesario permitir que la vida pase por nosotros y nos cambie internamente, es necesario decidir cómo me voy a gestar de nuevo, desde adentro, hay que permitir que nuevas semillas se instalen en nuestra forma de pensar y sentir para abrirnos de otra manera al mundo.

Por eso la pregunta que le planteo a continuación al lector no hace referencia exclusiva a los proyectos “externos”, sino que toma como prioridad los propósitos “internos”. Dicho de otra manera, se hace énfasis en los propósitos del ser y del estar, más que en los proyectos del tener y del hacer.

Anuncios





¿Cuáles son los propósitos internos que queremos cultivar para volver a nacer en este año nuevo?


Para dar respuesta a esta pregunta se sugiere al lector que piense en términos de lo que quiere soltar y de lo que quiere cultivar a cambio. Es ideal que un estilo de vida se cambie por otro, no es cuestión solo de reprimir lo que se quiere dejar, sino más bien de sublimar, de hacer arte y alquimia.

Dar la bienvenida a un nuevo ciclo y a nuestros propósitos internos es saber soltar y decir ¡basta ya!, basta ya de las cosas que no nos hacen sentir bien sino por el contrario enfermos y vacíos, basta ya a las cosas que no dan valor y sentido a nuestras vidas. En ocasiones postergamos nuestros cambios, pero estamos en las fechas propicias para emprender acciones. Solo en el presente podemos empezar a re-crearnos.

Dar la bienvenida a un nuevo ciclo y a nuestros propósitos internos también es cultivar nuestro ser y asumirnos como artistas de nuestra propia vida. Es necesario cultivar sobre la tierra, pero también sobre nuestras emociones y pensamientos, está bien despojar la maleza del jardín y también liberarnos de vicios y cargas, es ideal viajar por el mundo e igualmente permitir que nuestro ser exprese todas sus potencialidades.

¿Es posible volver a nacer? Sí, es posible, el ser humano también es artista sobre sí mismo. Si la idea de volver a nacer suena muy grande por lo menos es claro que es posible re-crearnos. El mayor arte es el arte de vivir y el único responsable de la obra somos nosotros mismos. No hay mejor lienzo que nuestro propio ser.

TuCambioEsAhora - Prohibido Rendirse

Invitados a compartir

Querido lector, te invito a que dejes en los comentarios cuáles son tus propósitos para este año nuevo, cuales aspectos quieres cultivar y cuales quieres soltar. Solo basta aclarar que en este caso no hablaremos de cantidad, cuántos autos, logros, viajes, sino que hablaremos de cualidad, cómo esperar sentirte, qué quieres aprender, qué aguardas disfrutar.

Nuestras narraciones no solo harán referencia a los cambios y oficios externos que tendremos durante el año, sino que también harán referencia a la madurez interna, a los procesos de auto-observación, los desasosiegos, los nuevos hábitos.

#TuCambioEsAhora, cada día es un ciclo solar que podemos aprovechar. Espero que realmente este sea un año nuevo para todos/as.

Sobre el autor

Por fin me encuentro conmigo mismo

Diego Fernando Castañeda Camacho.
"Kapu"
Psicólogo
Universidad Nacional de Colombia.
Perfil de Kapu en Facebook.
Página web de Kapu.


Publicar un comentario Blogger

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top